Estaba yo esperando abordar un vuelo rumbo a la ciudad de México, cuando nos avisan que estaría retrasado una hora más. 

Con cara de “ya que” me   dirijo a la cafetería del aeropuerto atraída por el olor a café recién preparado y en la fila un señor con un buen aliño personal, anteojos, y ya bastantes canas me sonríe, y se dirige a mi diciendo, lo bueno es que ahorita nadie se nos está muriendo con una sonrisa un poco burlesca, le devolví la sonrisa y le contesté con el mismo tono, al menos a mí no. Con pocos asientos disponibles compartimos una pequeña mesa a disfrutar nuestro primer café del día, siendo las  7 am.

El señor al igual que yo, parecía disfrutar mucho de conversar, más yo estaba inquieta tenía que enviar unos emails y no tenía buen internet, opté por cerrar mi computadora y me dispuse a conversar con el hombre. Se presenta muy amablemente y me preguntó a qué me dedico, le dije con un tono de orgullo, “yo soy personal brander coach”, imagina la cara de¿¿¿mande???, sonríe y me dice, lo mío es más sencillo de entender soy Ginecólogo, yo me eché a reir y me dice a ver explícame eso ¿qué haces? Bueno contesté con entusiasmo como cuando un niño te quiere contar su azaña y le das permiso. Acompaño a mis clientes a ser más competitivos, conocidos, reconocidos y destacados en su mercado.

El sorprendido me dijo ¿a poco existe eso? En mis tiempos  de recién egresado, uno tenía que picar piedra día y noche, hasta poco a poco hacerme de pacientes, ahora ya a mis 68 años ya estoy de recreo, ahora sólo disfruto de mi cosecha de más de 40 años de trabajo, ahora que le batallen los nuevos, eso sí. Cuando salí de la escuela de medicina como médico general yo era el médico de la colonia, ahora en cada cuadra hay varios médicos.
Llegó la hora de abordar nuestro vuelo y cada uno tomó su lugar en el avión, me quedé pensando en la conversación se me hizo muy rápido el camino. Al tomar mi maleta de mano, busqué con la mirada al doctor, lo encontré y le digo con voz más alta “adiós doctor” y cuál fue mi sorpresa que me contestaron más de 7 personas del mismo avión, 7 doctores, en un solo vuelo ambos nos echamos a reír.



Efecto fecundación para profesionales de la salud
 
Imagina millones de espermas en la carrera exhaustiva  para llegar al óvulo, agitados, cansados, compitiendo, y ahora imagina al óvulo, luminoso, paciente, esperando que lleguen a él pero sólo uno podrá llegar a él.  Cuál es tu personaje, el esperma que esta en la competencia con millones más en busca del paciente o eres el óvulo al que los pacientes quieren llegar a él.
 
Eres médico, cirujano, o te dedicas al área de salud, estoy segura que te enfrentas hoy en día al gran desafío  como la mayoría de los profesionistas  a sobresalir en el mercado,  ser competitivo y lo más importante ser el elegido por los clientes. 
Si quieres más clientes  y si quieres conservar los que tienes, debes empezar a pensar estratégicamente en hacer "marketing". A veces me topo con mucho profesionistas independientes que piensan que se requieren grandes presupuestos para poder generar marketing en sus negocios.
En este blog me enfocaré a  médicos, dentistas, nutriólogos, etc. que ofrecen sus servicios independientes y se enfrentan todos los días con mucha competencia. Hacer marketing de tu trabajo puede ser muy rentable si lo realizas de forma estratégica y realzas tu marca personal.
Te voy a compartir 10 tips que te pueden ayudar  a convertirte en ese óvulo, ese médico atractivo y exitoso que te mereces ser.


Recuerda,  “Sino te distingues, te extingues” Tom Peters.

 
Emprésate:
lo primero que tienes que ver es que tienes un gran negocio que es todo el conocimiento y experiencia que ya has adquirido en tu formación y trayectoria, y que es por lo que te van a pagar. Tienes que verte como un empresario, que tiene competencia, mercado pero también lo más importante por lo que te pagan tu conocimiento, esto es tu producto. Y como tal tienes que compórtate,  un negocio sin clientes no es negocio, y para que sea exitoso tiene que ser muy atractivo para el mercado. Te voy hacer una aclaración tus pacientes, son “tus clientes” como tal los tienes que atraer y atender.
 
Atrévete a lucir:
a los médicos les enseñan el juramento hipocrático que consiste en que deben entregar su vida por los pacientes y anteponerlos hasta a sus necesidades, pero se ha confundido la esencia con la falsa modestia. Pocos son los que se atreven a lucir sus logros,  de lo que se sienten orgullosos de haber logrado con sus pacientes “clientes”. Hoy en día lo que vende es la pasión, la entrega y los éxitos, atrévete a compartirlos con otros, no sólo en tu casa sino con muchos más. Se irá corriendo la voz de que eres bueno, confiable. Les han enseñado a ustedes los médicos a no venderse, promoverse o mostrarse, solamente en su mismo entorno se conocen entre sí, es un medio tan cerrado por las características de su formación que conviven, y prácticamente se casan entre los mismos médicos. Atrévete a lucir, hoy el que no enseña no vende.
 
Elige tu mercado objetivo:
no me vayas a decir pues los que se enferman, nooo, tienes que elegir un mercado, esto es define las características de edad, género, geografía, nivel socioeconómico.
 

Famatízate: es el término que utilizo para decirte que te atrevas a hacerte fama de la buena, fäma significa reputación, y ésta significa el historial que te creas en la interacción con las personas, puede usarse a favor o en contra tuya así que vamos a trabajar en hacerte famoso, atractivo, notable y competitivo. Hoy estamos en la era de la visibilidad y los acontecimientos por pequeños que parezcan son visibles, contamos con muchos más medios para que tu mercado objetivo conozca más de ti, tus valores, tu estilo, tus capacidades. 
 

Identifica todos los medios
que pueden hacerte visible para tu mercado objetivo ( redes sociales como linkedin,  Facebook, twitter, eventos, revistas, radio, televisión).
Diseña una campaña con un mensaje específico por mes y compártela en tus redes.
 

Resalta tu marca personal:
así como cada producto tiene una marca, una insignia, un ícono que representa las características y valores del mismo, al verlo tiene un significado que nos hace consumirlo o rechazarlo. También  las personas tenemos nuestro nombre que también  para algunos tiene un significado, ¿sabes cuál es el significado que hace que tus pacientes quieran estar contigo y que sólo tú los atiendas?
 

Crea una identidad gráfica personal
Elige  colores que van contigo que reflejan tu estilo
Contrata a un diseñador para que te diseñe un ícono o logo que te haga identificable aunque no estés en persona pero que lo que lleve tu logo sea mucho más fácil que sepan que eres tú.
Diseña un slogan  que refleje tus convicciones, estilo, valores con los cuales trabajas por ejemplo el mío es “no busques, atrae”.
Diseña una tarjeta de presentación con los colores, slogan y datos generales de redes sociales, y página web.
Tus hojas membretadas y recetarios.
 

Abre una página web
( hoy en día es crucial para generar credibilidad y visibilidad) en la página podrás poner tu blog, galería, investigaciones, tesis, tus productos ( servicios de consulta que ofreces) casos de éxito, agenda para consulta online, videos educativos de salud etc).
 

Acelera la recomendación . La recomendación ha sido una de las consecuencias por tu buen trabajo, pero vamos a acelerarla, por que con el método tradicional es muy lenta y otros y van a comer el mandado. Vamos a potencializar que muchos conozcan de ti como un gran médico en revistas especializadas, entrevistas en radio, televisión, crea webinars con contenidos de 20  minutos para tus pacientes, como cuidados, previsión, nuevos tratamientos, pero ojo, háblale en nuestro idioma recuerda que los tecnicismos no son para tu mercado sino para tus colegas. Haz una base de datos con los mail, fecha de cumpleaños de tus clientes y mantente presente con ellos al menos una vez al mes.
 

Haz networking
esto es: incrementa tu red de contactos, identifica quién más tiene el mismo mercado que tú y haz alianzas para que te recomienden. No trabajes solo, busca un equipo que pueda referirse entre sí, que se complemente sin ser competencia. Encuentra a personas con la misma visión de trabajo que tú, de la misma calidad que tú y establece reglas claras de recomendación entre sí.
 

Haz que vuelvan:
Cultiva tu reputación para que ésta genere confianza es una de las principales tácticas que debes tener en tu estrategia de marketing. En tu negocio la "confianza" lo es todo para atraer nuevos clientes.  Para aumentar la recompra tendrás que enfocarte en construir la relación positiva con tu cliente, y darle a desear más de ti, hazle saber qué más tienes por ofrecerles, elabora folletos informativos de temas "genéricos" y ofrécelos a tus pacientes como un plus después de su cita, re- agendar la cita. Y también como tip, puedes sugerirles que se den de alta en tu página web para recibir blog, artículos, promociones, y hacer cita por esta vía.
 

Te deseo el mejor de los éxitos y recuerda que te acompaño en esta aventura.